MÉTODOS DE ORIENTACIÓN 

En esta sección vamos a dar unos consejos sobre la utilización de los mapas y cómo saber orientarnos sin el uso del G.P.S.

      En primer lugar hemos de distinguir entre estar perdido y estar desorientado. Perderse es no saber si estás en Burgos o Almería, mientras que desorientarse es no reconocer si estás en un cruce o en otro de los que vemos en el mapa. Esto último es lo que nos suele ocurrir cuando salimos al campo.

 

     Siempre que salgamos al campo, y digo siempre, hay que llevar los mapas correspondientes a la zona que vamos a recorrer, preferiblemente las hojas del servicio cartográfico del ejército, puesto que son las más detalladas en cuanto a pistas, carreteras y caminos, lo más actualizadas posible.

            También debemos llevar una brújula de mano con la que podamos tomar el rumbo, ya que con la del vehículo podemos ver hacia dónde vamos, pero no la podemos sacar del coche para hacer mediciones y cálculos de itinerarios.

            Muchas veces confiamos sólo en nuestro G.P.S. y no nos damos cuenta de que sólo llevamos números y coordenadas en la cabeza, y que si no llevamos mapa no nos sirve para saber dónde estamos.

Acceso directo a las secciones
Nortes
Declinación magnética
Rumbo
Acimut
Triangulación
H
H
H

Inicio

Enlaces

Rutas

Bancomap

Paisajes y sitios

Próxima ruta

Historia y Objetivos

Técnicas de conducción

Técnicas de orientación

Norte magnético y norte geográfico: Es preciso saber que el norte magnético está situado hoy en día en Nuvanut, al norte de Canadá, y que su ubicación va cambiando con el tiempo, y que no coincide con la posición del norte geográfico, que está situado en la confluencia de todos los meridianos. Se encuentran separados entre sí, unos 2.000 km. Esta no coincidencia de los dos nortes origina la declinación magnética.

La declinación magnética es el ángulo formado entre las dos líneas que desde cualquier punto de la superficie del globo terrestre se dirigen al norte magnético y al norte geográfico. 
La declinación se denomina este u oeste dependiendo a que lado del norte geográfico n os encontremos. Este parámetro adquiere importancia tanto en cuanto nos acercamos al polo norte, ya que es cuando más grande se hace el valor de dicho ángulo, y disminuye su importancia cuando nos alejamos del polo, ya que decrece su valor.
El valor del ángulo formado por estas líneas es variable y hay que calcularlo actualizando los datos con la información que aparece en el reverso de las hojas del servicio geográfico.
En ellas podemos encontrar un recuadro que nos informa del valor de la declinación magnética para el año en que se editó la hoja (1998, en el ejemplo que proponemos), que nos indica un valor de 3º41’ y una variación anual de –7’,5, que para adaptarlo a fecha de hoy, 2002, vemos que han transcurrido 4 años, así pues: 4 x 7’,5 = 30’, es decir, 30’ de variación en estos cuatro años. Teniendo en cuenta que, de momento, en España la declinación es occidental (el norte magnético está al oeste del geográfico) el norte geográfico lo encontraremos  3º 41’ – 30’ = 3º 11’ al este del norte magnético.

El rumbo es el ángulo formado entre una dirección cualquiera y el norte magnético, siempre medido en el sentido de las agujas del reloj. Por asociación es interesante saber  que el rumbo contrario o antirumbo se calcula añadiendo 180º a la medición del rumbo y hemos de tener en cuenta que tomaríamos la dirección opuesta al sentido de la marcha que nos aconsejaba el rumbo.

El acimut o rumbo geográfico es el ángulo formado por una dirección cualquiera y el norte geográfico.

    Por ejemplo: Para hallar el acimut de una dirección cuyo rumbo es 130º , sabiendo que la declinación es -6º  aplicaremos la fórmula: Acimut = rumbo – declinación;  130º - 6º = 124º.

    Una vez que conocemos las herramientas y los términos más importantes para la orientación estamos preparados para salir al campo con nuestro todo terreno y perdernos para poder practicar el método de triangulación , que sirve para saber en que lugar del mapa nos encontramos, en el caso de que nos hayamos desorientado.

TECNICA DE TRIANGULACION

La Triangulación:  En primer lugar saldremos del coche con el mapa y la brújula en la mano y nos alejaremos del coche unos 20 mts. para que la medición de la brújula sea fiable. Tenemos que orientar la brújula hacia el norte y luego apoyarla sobre el mapa, mientras giramos la hoja haciendo coincidir las líneas  N/S con las líneas del limbo de la brújula. Con esta operación tendremos el mapa orientado con el terreno. Sólo tenemos que echar un vistazo a nuestro alrededor y comprobar si el río que vemos en el mapa le tenemos delante y si la casa de nuestra izquierda la encontramos en él. Pero si  dudamos  entre si nos encontramos en el punto A ó B de nuestro mapa, estaremos desorientados.
Para aclarar este problema empezaremos por buscar un lugar alrededor nuestro como una cima, un puente, un arroyo, una casa, un repetidor…, hasta que localicemos tres elementos relevantes y los reconozcamos en el mapa. Una vez hecho esto, hallaremos el rumbo de cada uno de ellos con nuestra brújula, y tras calcular el antirumbo de éstos lo trasladaremos al mapa con ayuda del goniómetro, trazando una línea desde el punto de referencia con los grados que nos indique el antirumbo. Estas tres líneas se cruzarán en un punto, que será el lugar en el que nos encontramos.

    Atrás   Arriba